Abai, empresa española de servicios externos relacionados con los procesos de negocio (BPO), ha anunciado una facturación de 114,5 millones de euros en su último ejercicio fiscal, un 52% más con respecto a 2020. La compañía, rival de Atento, ha acelerado su expansión internacional y ha incrementado los ingresos en todos los países donde está presente, gracias a sus contratos con empresas de telecos, energía y banca.

La compañía registró un ebitda de 10,3 millones de euros, lo que representa un aumento del 64% frente al año anterior.

Leer noticia completa en Cinco Días >>